Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.

DUERME/DESPIERTA, RESPIRA, HABLA/AVANZA, FANTASEA/FAMILIARIZA, TRABAJA-DESDE CASA. DRAFT.

Draft Advertising
20 may., 202020 may., 2020
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Compartir en Linkedin
Compartir en Google
Compartir

Por Leticia Gómez Aguado, Creativa 
-----
Para mí, es la primera vez de muchas cosas: la primera pandemia vivida, la primera vez que trabajo desde casa, y este año será el primero que cumpla los 30. A pesar de que la palabra Jubileo hace referencia al 50 aniversario de algún evento; su origen, del levítico, explica que cada 50 años los judíos dedicarían un año entero al descanso y no se debería cultivar o cosechar (…), no puedo evitar llevármelo a mi terreno y sentir estos 30 años como mi primer Jubileo, lo que sería mi primer festejo a lo grande, un punto de inflexión.
Entonces, le daban un descanso a la tierra, un reseteo; en mi caso, el COVID-19 está truncando todo tipo de festejo, y ha creado una situación de extraña pausa de puertas para afuera, ya que pese a que en Draft nos hemos adaptado a la nueva situación y la actividad continúa con fuerza, en cierto modo, las aceras y el asfalto de las ciudades se han quedado en una especie de barbecho, esperando a la desescalada para volver al 100% de la actividad. La actividad humana exterior ha cesado, y ha comenzado la interior. En cada casa se vive una realidad, pero una común es la del propio individuo; el yo, la única persona que te acompañará siempre, y después, a mayores, están con los que convivimos.

Siempre hemos tenido “ratos para nosotros” pero ahora nos encontramos más de golpe con nosotros mismos, una forzada introspección para aquellos que no la practicasen antes. Somos más conscientes de nuestros hábitos dentro de casa y dentro de nuestra cabeza. Se produce un autoconocimiento que en otras ocasiones puede que incluso hayamos evitado.

Antes, dentro del frenesí del día, puede que poco parásemos en casa. Y nuestra mayor actividad estuviera condicionada por factores externos: DUERMES/DESPIERTAS según tu horario de salida de casa teniendo en cuenta tráfico o transporte público, posibles fallos en horario como retrasos, acumulación de gente y hora de entrada al trabajo; margen aceptable de retraso, has llegado -RESPIRAS- trabajas HABLAS/AVANZAS, horario de comida, horario de descanso, horario de salida y empieza el recorrido de regreso a casa, horario de supermercados y posibles recados y (al fin) en casa. Te quitas los zapatos, te pones las zapatillas y te sientas en mullido. Ya es terreno conocido, FAMILIARIZAS/FANTASEAS, pero ahora… TRABAJAS DESDE CASA. La cosa cambia, y la autodisciplina se hace indispensable.

¿Cómo te vas a organizar?

En Draft trabajamos conectados, las videollamadas y las carpetas de trabajo fluyen a lo largo del día, la verdad es que la jornada laboral ayuda en esta autodisciplina. Una vez acaba la jornada y nos decimos ¡hasta mañana! ¡Un día menos! cada uno encuentra sus otras rutinas. Hay quien se apunta a todos los retos que salen por las redes sociales e interactúan todo lo que pueden con el otro en remoto, están los fanáticos de los memes y últimas noticias, quienes no desconectan de las pantallas, o bien todo lo contrario, salen los ermitaños que abrazan el confinamiento para hacer uno suyo propio interior y legítimo.
En mi caso, un momento de autodescubrimiento dentro de esta nueva situación, ha sido descubrir que calzarme para teletrabajar, hace que me ponga más “en situación” me hace cambiar el chip, y “ya no estar en casa”.

Me pongo unos zapatos de calle (los elegidos ya solo pisarán entorno casero) y cuando termina mi jornada (vuelta a casa) me los quito y me pongo las zapatillas que (realmente) son las de estar en casa. Tal vez esto no le suene raro a quien ya estuviese acostumbrado a teletrabajar, o tal vez sí, y sea una tontería, pero para mí ha sido una novedad, y supongo que no seré la única que se está sorprendiendo a sí misma con rutinas que antes no había desarrollado.

Este reseteo, tanto para la ciudad, que ve su aire renovado y sus calles acompañadas de trinos de mirlos en vez de pitidos de peugeots y renaults, como para el individuo, con sus tormentas y calmas internas, es tiempo para practicar ese “yoismo” del que nos hablaba Hornimans en su publicidad y a la vez pensar en común. Convencernos al fin de que muchos pocos hacen un mucho, de que metamorfoseándonos en una pequeñísima gota cristalina que refleja la luz, conseguimos junto a muchas otras gotas formar el arcoíris; ese mismo que tu “mini vecino” de enfrente ha dibujado. 
 

En Draft hemos sido como el agua, nos hemos adaptado al recipiente, y el trabajo se ha adaptado a la casa de cada uno; fluimos dando respuesta a lo que estos tiempos nos exigen, y reflejamos nuestro color con la misma fuerza para apoyar al sector y apoyarnos entre nosotros, sabiendo que juntos, conseguiremos salir de esta.



María Tubau 5, 1º  28050 Madrid. SPAIN

T +34 913 58 90 70

© copyright 2020 grupo draft